¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– romualdfons.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra.

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

 

Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de romualdfons.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Google, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador: Chrome Explorer Firefox Safari

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con: pedro@as7.es

Empresas-los-Pedroches

El drama del hambre está en España. Las colas de personas para recoger bolsas de comida cada día son más y más largas y en ellas OKDIARIO ha localizado a trabajadores que aún no han cobrado las prestaciones por ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo).

Una mujer que encontramos a primera hora de la mañana en una de esas colas explica que se dedicaba a la hostelería pero «a todos los trabajadores de la empresa nos mandaron a un ERTE y aún no he cobrado nada». Indica que ahora, y por primera vez en su vida, no ha tenido otra opción que recurrir al comedor social.

Otra mujer que hace cola asegura que luchará para no pasar hambre: «La alimentación es lo que más preocupa, eso no para, el estómago no te dice ‘hoy no’, a los niños no les puedes decir eso».

Por su parte, un hombre explica que salió de Cuba en busca de un trabajo en España. Tiene un hijo de trece años y lamenta que ve con pesimismo el futuro.

Medio millón de personas afectadas por un ERTE todavía no habrían cobrado la prestación por la crisis del coronavirus, según los cálculos de los sindicatos. El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha reconocido a 3,3 millones de beneficiarios, que se suman a otros 2,1 millones de desempleados.

Tal como exponen, a la mayor parte de ellos el coronavirus les ha dejado sin el empleo que tenían: personal de la restauración, conserjes de edificios, cuidadoras de niños… Trabajos, en definitiva, que no se pueden realizar de forma telemática. El dinero ha dejado de entrar en casa totalmente. La falta de diligencia del Gobierno de España en tramitar los subsidios que promocionan en las ruedas de prensa desde el Palacio de La Moncloa está detrás de esta situación.

Una de las más de cien parroquias en Madrid que entregan comida a diario a las familias golpeadas por el coronavirus es la de San Ramón Nonato, en Puente de Vallecas. Como explican los responsables de esta iglesia con comedor social ya atienden cada día a más de 1.800 personas. «Es el triple de lo habitual, además son personas de perfiles muy variados, gente que nunca se hubiera imaginado en estas circunstancias», explica Susana Hortigueira.

Las personas que hacen cola a las puertas de estas instalaciones resisten a la lluvia y al frío atrasado en mayo. Nada les frena ante la necesidad de alimentarse y de llenar los estómagos de sus familiares. Cada caso es más duro que el anterior. Familias de seis y siete miembros, con abuelos y bebés… En esta parroquia las personas que acuden son en buena parte trabajadores que llegaron de países de América Latina o el Norte de África en busca de un futuro mejor.

Una de las responsables de esta parroquia explica el proceso para dar víveres a los necesitados. Tras esperar en la cola pasan al interior de la iglesia. En los bancos guardan la distancia de seguridad mientras reciben el aviso para entrar en la base de datos con la que los voluntarios llevan el control. Posteriormente los demandantes de ayuda acceden a los alimentos.

Varias modalidades

Esta parroquia tiene varias modalidades. Hay personas que prefieren llevarse la comida sin cocinar a casa en carritos de la compra, otros se llevan tápers calientes y otros, bocatas. Cada persona necesitada tiene un perfil que encaja mejor en cada una de las modalidades. Antes permitían comer dentro de las instalaciones pero ahora para evitar contagios han frenado esa práctica.

«La mayoría de bocadillos son para la gente que está en la calle. Los que reciben menú viven en una habitación y tienen un sitio donde calentarlo. Mucha gente vive en coches y prefiere un bocadillo», explica la directora, María Sara de Jesús.

Esta monja destaca la labor de los voluntarios. El trabajo en las cocinas del comedor social de San José, que pertenece a la parroquia, sale adelante gracias a 150 voluntarios. A esto se suma otras personas que también hacen entregas a domicilio a 40 familias. «Lo hacemos con la gente que tiene coronavirus o a personas mayores que no pueden salir a la calle», detalla. Toda ayuda es poca ante la emergencia social que ha estallado con toda la virulencia posible en nuestro país.

Fuente..: okdiario.com [Fernán González 16/05/2020 19:00]

Empresas Los Pedroches

As7 Desarrollos Web