¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– romualdfons.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra.

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

 

Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de romualdfons.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Google, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador: Chrome Explorer Firefox Safari

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con: pedro@as7.es

Empresas-los-Pedroches

Señoras, señores. Me alegro, buenos días.

61 días metidos en casa. Dos meses del Estado de Alarma. Al igual que ocurrió la semana pasada, después del fin de semana, repunta la evolución de la enfermedad: 184 fallecidos. Y primeros datos del estudio serológico, que es muy importante. Estudia una muestra, analiza y saca sangre a unas 90.000 personas representantes de toda España. Sólo un 5% de la población ha generado anticuerpos contra el coronavirus. Unos dos millones de españoles se infectaron aunque no desarrollaron la enfermedad. Donde más incidencia ha tenido ha sido en Cuenca, Soria, Albacete, Madrid... Todas ellas por encima del 10%. ¿Esto qué quiere decir? Pues que la 'inmunidad de rebaño' no ha pasado. Es lógico: si nos hemos confinado para no tener contacto con el virus, es lógico que sólo el 5% tenga anticuerpos.

¿Qué quiere decir también? Que hay que ir con cuidado. Porque el 95% está expuesta a enfermar. Tendremos que acostumbrarnos a incorporar rutinas de autoprevención durante bastante tiempo y hacer llamamientos a la responsabilidad. El confinamiento ha evitado desbordar al personal médico, urgencias colapsadas, UVIs llenas de gente... Para eso hemos estado confinados y para eso hemos tenido que congelar la economía hasta unos niveles que amenazan con derivar en una gran depresión económica. Todo eso con sólo el 5% infectado. Así que o cada uno hacemos lo que tenemos que hacer o la pesadilla de las últimas semanas se puede repetir en cualquier momento.

Ahora el Gobierno mira qué CC.AA. y ciudades pasan a la fase 1 que no estuvieran antes. Barcelona, no. Partes de Valencia, Andalucía, Castilla - La Mancha sí lo han pedido. Ya veremos si los expertos del Ministerio lo aceptan. Los expertos que no existen, porque el Gobierno ha tenido que admitir que no había expertos. Los expertos son funcionarios del Ministerios que fallaron dramáticamente a la hora de atajar la enfermedad. Así que esperemos que ahora acierten.

EL "INDEPENDENTISTA" SIMANCAS

¿Y la política? Es innegable que la derivada política condiciona nuestra vida particular. Bronca por la mañana y sosiego por la tarde. La tregua política ha llegado a su fin. El Gobierno se plantó en el Congreso con la estrategia de los boxeadores que van sonados y se abrazan al contrario. A la legítima petición de explicaciones de la oposición - que para eso están las sesiones de control - el Ejecutivo siempre tiende la mano. Le preguntan por el número real de fallecidos y no contestan, aunque tienden la mano. A la vicepresidenta Calvo se le pregunta por su labor como coordinadora del grupo de seguimiento del virus - que nunca se reunió - y la respuesta es que los ciudadanos quieren unión. Y así hasta el infinito. El Gobierno tiende la mano no para colaborar sino para amordazar a la oposición. Y luego suelta a unos cuantos. Suelta a Rafael Simancas. Un veterano dirigente socialista que ayer marcó un hito de dignidad y grandeza en el ejercicio de la política en España. Un nivel de altura que nadie podrá alcanzar en materia de tender la mano. La culpa de la pandemia y del virus la tiene Madrid. Ni los más desnortados independentistas catalanes han llegado nunca a ese exabrupto. Hasta para insultar hay que tener un poco de elegancia. Éste quería ser el presidente de los madrileños.

EL APARTAMENTO DE AYUSO

Y luego está Pablo Iglesias. Ayer cuando le preguntaron sobre su gestión en esta crisis, respondió con Esperanza Aguirre e Isabel Ayuso. Ninguna de ellas estaba allí para contestarle. Iglesias no está en el Gobierno para gestionar ni para gobernar a los españoles. Iglesias está en el Gobierno para llevar a cabo un proyecto político que sólo se puede llevar a cabo en situaciones de excepcionalidad. Él lo ha reconocido. No esperen de Iglesias ninguna medida a favor de los españoles. Sólo pueden esperar de este tipo demagogia, ataques a la oposición, a los jueces, a la prensa, maniobras como el lanzamiento de ese libelo de pistoleros dedicados a la guerra sucia contra medios de comunicación libres. Y esperen entre Iglesias, Simancas y "El País" la campaña que van a seguir montando contra Ayuso. Es el objeto fóbico de toda la izquierda. Si no es que las mascarillas son demasiadas buenas, es el apartamento en el que está confinada. Que por lo visto se ha convertido en un gran escándalo. ¿Dónde está la irregularidad? Esta señora se va a un apartamento, pacta un precio con el propietario de ese apartamento para no contagiar a la persona con la que vive, y lo paga de su bolsillo. ¿Dónde está el problema? Ya verán como el diario "El País" le va a dedicar a esto tantas portadas como a los trajes de Camps. Ya lo verán. No a un gobierno incompetente que cada día rectifica algo del día anterior. No, sino a una señora que se ha ido a pasar la enfermedad a un apartamento pagándolo de su bolsillo. Por cierto, ¿quién ha pagado la clínica Ruber a Carmen Calvo? Porque la mutua que tienen este tipo de altos funcionarios no cubre ese tratamiento en la Ruber. ¿Ha sido una gentileza de la Ruber? ¿Lo ha pagado ella? ¿Lo ha pagado el Gobierno? ¿Y el piso donde está y donde vive? El diario "El País" y otros tantos no han tenido reproche para las chapuzas y las irregularidades, algunas escandalosas, en la compra de material. Como antes dejaron pasar sin escándalo el viaje del fraudillo con medios públicos a un concierto con su pandi. O la colocación laboral de su esposa estando él en la Moncloa. O la tesis plagiada. Quien ha mirado para otro lado en estos escándalos, no tiene ninguna credibilidad para organizar ahora autos de fe.

"ILLA, ¿QUIÉN ERES TÚ?"

¿Y saben la última? Vamos a hablar de la pretensión de Pedro Sánchez de tener un mes más de Estado de Alarma. Un mes para hacer y deshacer como le da la gala, sin control, en su autocracia feliz... Aunque en realidad él se conforma con 15 días. Pide el mes porque es una forma de que le nieguen el mes pero le concendan 15. Y queda bien todo el mundo. Es una estrategia. La pregunta es si Ciudadanos va a dar su "sí" para que Sánchez siga haciendo de las suyas. Chapuzas como las de ayer, donde Sanidad dice que los comerciantes no pueden hacer rebajas y Comercio luego sale que sí. Pero vamos a ver Illa, ¿quién eres tú para decirle a un comerciante el precio que tiene que poner a los paragüas, a las bragas o a la coliflor? Cada uno pondrá el precio que quiera. Lo que tiene que hacer es evitar aglomeraciones.

Fuente..: cope.es



Empresas Los Pedroches

As7 Desarrollos Web