¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– romualdfons.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra.

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

 

Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de romualdfons.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Google, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador: Chrome Explorer Firefox Safari

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con: pedro@as7.es

Empresas-los-Pedroches

El juez García-Castellón envía a la Policía los mails que prueban que Iglesias destruyó la tarjeta de Dina

Dina asegura al juez que Pablo Iglesias le entregó la tarjeta de su móvil destruida

El juez del ‘caso Dina’ citará de nuevo a Iglesias porque pudo mentir en su declaración

La Fiscalía Anticorrupción ha remitido al juez que instruye el caso Villarejo, Manuel García-Castellón, un informe «durísimo», en el que plantea que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pudo cometer sendos delitos de obstrucción a la Justicia y revelación de secretos, al destruir la prueba clave del conocido como caso Dina, según han confirmado fuentes de la Audiencia Nacional a OKDIARIO.

El escrito de la Fiscalía desmonta por completo las acusaciones que Podemos había planteado contra OKDIARIO en esta pieza separada, la número 10, del caso Tándem, también conocido como caso Villarejo. El juez investiga en esta pieza cómo llegó a la redacción de la revista Interviú la tarjeta de memoria SD del móvil que supuestamente había sido robado a Dina Bousselham, quien fue asesora de Iglesias durante su época como diputado en el Parlamento europeo.

Dina Bousselham denunció el 1 de noviembre de 2015 en una Comisaría de Alcorcón que, cuando estaba de compras en un centro comercial Ikea, le robaron el abrigo a su pareja, en el que se encontraba su teléfono móvil, un Sony Xperia Z2. Tres años después, al inspeccionar uno de los ordenadores intervenidos durante el registro de la casa del comisario José Villarejo, la Policía descubrió varios archivos informáticos que podían proceder de dicho teléfono móvil.

Pablo Iglesias utilizó estos datos para acusar a OKDIARIO de formar una «organización criminal» con el comisario Villarejo, por haber publicado las capturas de un chat de Telegram en el que el líder de Podemos decía sobre la periodista Mariló Montero: «La azotaría hasta que sangrase. Soy un marxista algo perverso convertido en psicópata».

Pero la investigación dirigida por el juez García-Castellón y por la Fiscalía Anticorrupción no sólo desmonta esta acusación planteada por Podemos contra OKDIARIO, sino que coloca contra las cuerdas al propio Pablo Iglesias, pues todos los indicios apuntan a que destruyó la prueba principal del caso: la tarjeta de memoria del teléfono móvil supuestamente robado a su asesora Dina Bousselham.

Al declarar ante el juez el pasado mes de marzo, Pablo Iglesias reconoció un dato clave que Podemos había ocultado en su denuncia inicial: el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, citó a Iglesias en su despacho en enero de 2016 y le entregó la tarjeta del móvil de Dina, que había llegado hasta la redacción de la revista Interviú. Ante un ordenador, ambos comprobaron que el dispositivo electrónico estaba en perfecto estado y visionaron algunos de los archivos que contenían.

Pablo Iglesias aseguró ante el juez que entre estos archivos había algunas fotos «íntimas» de su ex asistente en el Parlamento europeo, Dina Bousselham. Pese a ello, Iglesias conservó la tarjeta de memoria y no se la devolvió su legítima propietaria, Dina, hasta seis meses después, en el verano de 2016.

Por tanto, el líder de Podemos podría haber incurrido en un delito de revelación de secretos (al acceder sin consentimiento a fotos y comunicaciones privadas de su ex asesora, y conservarlas en su poder durante seis meses), tal como sugiere en su escrito la Fiscalía.

Destruyó la pieza clave del caso

Dina Bousselham no sólo ocultó en su primera declaración ante la Policía que ya había recuperado el material supuestamente robado. Cuando finalmente depositó ante la Audiencia Nacional la tarjeta de memoria, el pasado mes de marzo, estaba inutilizada.

La tarjeta de memoria se encontraba en perfecto estado cuando Pablo Iglesias la recibió de manos del presidente del Grupo Zeta. Pero cuando se la devolvió a su propietaria, seis meses después, era por completo ilegible. Como consecuencia de ello, la Policía no pudo analizar su contenido ni pudo comprobar si coincidía con los archivos hallados en un ordenador del comisario José Villarejo.

En la causa está imputado el ex número 2 del Gabinete de Comunicación de Pedro Sánchez y ex director de Interviú Alberto Pozas, quien ha reconocido ante el juez que fue él quien entregó al comisario Villarejo la tarjeta del móvil de Dina, en una reunión en la que también estuvo presente su número 2 en la revista del Grupo Zeta, Luis Rendueles.

En un intento desesperado de frenar la sangría de votos que sufría Podemos, Pablo Iglesias utilizó el caso Dina en la campaña de las Elecciones Generales del 28 de abril de 2019 para presentarse como la víctima de una conspiración de las «cloacas del Estado», en la que intentó involucrar a OKDIARIO.

La investigación judicial ha acreditado ahora que Pablo Iglesias planteó una acusación falsa contra OKDIARIO y que pudo destruir la pieza clave del caso. Algo que implicaría un presunto delito de obstrucción a la Justicia, tal como sugiere la Fiscalía Anticorrupción en su escrito dirigido al juez.

Dina Bousselham –que ahora dirige el digital La última hora, creado por Podemos para desacreditar a sus rivales políticos– reconoció en su declaración ante el juez que, antes del supuesto robo de su teléfono móvil, hizo capturas de los chat de Telegram internos de Podemos y se las envió a algunas de sus amistades. Algo que también desmonta la acusación planteada por Podemos, que sostenía que OKDIARIO accedió al contenido del móvil después del robo.

Si tras analizar el escrito de la Fiscalía Anticorrupción el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional decide deducir testimonio contra el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, por mentir y obstruir la acción de la Justicia, será la Sala Segunda del Tribunal Supremo quien le investigue. Para ello el Alto Tribunal deberá pedir el suplicatorio al Congreso de los Diputados. En el caso de Dina, la investigación pasaría por reparto a un Juzgado de Instrucción de Plaza de Castilla.

Fuente..: okdiario.com [Teresa Gómez 23/05/2020 06:50]

Empresas Los Pedroches

As7 Desarrollos Web