¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– romualdfons.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra.

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

 

Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de romualdfons.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Google, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador: Chrome Explorer Firefox Safari

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con: pedro@as7.es

Causas, consecuencias y soluciones al peligro que sufre el ecosistema de la dehesa en Córdoba


La seca de encinas por falta de lluvia y repoblación pone en jaque la economía del cerdo

La dehesa es el valor paisajístico y medioambiental más importante de la comarca de Los Pedroches, un tesoro en una zona que guarda y encierra la mayor superficie adehesada de Europa. Al norte de la provincia de Córdoba se erige un ecosistema único donde la mano del hombre ha provocado que el valor medioambiental se entremezcle con el económico al ser base de la ganadería ya que las extensiones de encinas son el hábitat donde año tras año pastan algunos de los mejores cerdos ibéricos del mundo. Un binomio que podría ser idílico si no fuera por los problemas que amenazan a este ecosistema y ante los que se vienen alertando desde hace años, la falta de regeneración de las encinas y la seca de las existentes ponen en jaque a todo un sistema que engloba el valor natural con el valor económico. De fondo quedan programas destinados a la concienciación para esa regeneración, la proliferación de empresas que buscan soluciones ante la seca y en primer plano una problemática compleja de abordar.

La situación por la que atraviesa la dehesa copa desde hace algunos años muchas de las acciones informativas y formativas que se suceden en el territorio, pero ¿hasta qué punto está en peligro este ecosistema? El biólogo Pedro López conoce de primera mano la situación actual y no duda en afirmar que «la situación es alarmante porque no se están haciendo las repoblaciones necesarias, la encina es un árbol que tarda mucho en crecer y a eso hay que unir que la presencia de la ganadería es cada vez mayor, por lo que zonas de dehesa se están perdiendo».

Con todo, la situación sería más alarmante en la parte occidental de la comarca, en términos municipales como Belalcázar e Hinojosa del Duque donde «quedan pequeñas encinas que se están cayendo». No ocurre lo mismo en la zona oriental, con Cardeña y Villanueva de Córdoba a la cabeza de términos que apuestan por la regeneración por los estrechos lazos con la producción del cerdo ibérico.

Causas, consecuencias y soluciones al peligro que sufre el ecosistema de la dehesa en Córdoba

La seca de encinas por falta de lluvia y repoblación pone en jaque la economía del cerdo

La dehesa es el valor paisajístico y medioambiental más importante de la comarca de Los Pedroches, un tesoro en una zona que guarda y encierra la mayor superficie adehesada de Europa. Al norte de la provincia de Córdoba se erige un ecosistema único donde la mano del hombre ha provocado que el valor medioambiental se entremezcle con el económico al ser base de la ganadería ya que las extensiones de encinas son el hábitat donde año tras año pastan algunos de los mejores cerdos ibéricos del mundo. Un binomio que podría ser idílico si no fuera por los problemas que amenazan a este ecosistema y ante los que se vienen alertando desde hace años, la falta de regeneración de las encinas y la seca de las existentes ponen en jaque a todo un sistema que engloba el valor natural con el valor económico. De fondo quedan programas destinados a la concienciación para esa regeneración, la proliferación de empresas que buscan soluciones ante la seca y en primer plano una problemática compleja de abordar.

La situación por la que atraviesa la dehesa copa desde hace algunos años muchas de las acciones informativas y formativas que se suceden en el territorio, pero ¿hasta qué punto está en peligro este ecosistema? El biólogo Pedro López conoce de primera mano la situación actual y no duda en afirmar que «la situación es alarmante porque no se están haciendo las repoblaciones necesarias, la encina es un árbol que tarda mucho en crecer y a eso hay que unir que la presencia de la ganadería es cada vez mayor, por lo que zonas de dehesa se están perdiendo».

Con todo, la situación sería más alarmante en la parte occidental de la comarca, en términos municipales como Belalcázar e Hinojosa del Duque donde «quedan pequeñas encinas que se están cayendo». No ocurre lo mismo en la zona oriental, con Cardeña y Villanueva de Córdoba a la cabeza de términos que apuestan por la regeneración por los estrechos lazos con la producción del cerdo ibérico.

PUBLICIDAD

«Siempre se ha dicho que la dehesa es el ecosistema donde se encuentra el equilibrio perfecto entra la ganadería y el hombre, pero esto está dejando de ser así», defiende este joven biólogo que analiza que la situación de conservación es directamente proporcional a las actividades económicas en las diferentes localidades, de ahí que en las dedicadas más a la producción cerealista la concienciación sobre la conservación de la dehesa esté mucho más difuminada. «La preocupación va en función de la economía, pero está claro que la dehesa tal y como la conocemos se va a ir perdiendo poco a poco si no se realizan acciones claras, directas y no se toma conciencia del problema», prosigue.

Consecuencias

Pero, ¿qué supondría la pérdida de un espacio como la dehesa? Evidentemente la pérdida económica es clara porque el sector del cerdo ibérico es uno de los motores económicos de la comarca, todo ello amparado bajo una de las mejores denominaciones de origen, pero también estaríamos asistiendo a una pérdida de biodiversidad fundamental.

Entender la problemática que asola la dehesa provoca hablar de una serie de factores donde entra la falta de lluvia, que lleva a vaticinar a algunos ganaderos la pérdida de numerosos árboles si las precipitaciones no llegan a lo largo del próximo otoño-invierno. Es la posición que defiende un joven ganadero de Los Pedroches, Rafael Muñoz, que señala la escasez de precipitaciones como uno de los puntos clave para abordar el presente de la dehesa. Pedro López va más allá y analiza otra serie de factores como la sobreexplotación ganadera, la incidencia negativa del vacuno de carne o las malas podas que se han venido realizando y que han provocado heridas en los árboles que dejan paso abierto a numerosas enfermedades. Por ello, el biólogo defiende que «hay que entender que el campo tiene unos recursos limitados y la sobreexplotación puede acarrear consecuencias irreversibles».

Soluciones

Planteada la realidad habría que abordar las posibles soluciones que pasan, incuestionablemente, por dos conceptos: la concienciación y la repoblación. Pero aquí aparece también otro hándicap, el largo tiempo que tarda una encina en crecer y producir y que provoca las comparaciones con otros cultivos como el olivo. El biólogo apunta que en 10 o 15 años se puede tener un buen árbol, aunque es cierto que para alcanzar el nivel de encinas que se conocen en Los Pedroches habría que esperar casi un siglo. «En quince años una encina ya puede echar sus bellotas, aunque para alcanzar un porte importante es cierto que hay que esperar el doble», zanja.

Bajo ese paraguas de regeneración y repoblación se han creado programas como el Dehesafío que intenta llevar esa concienciación a las generaciones más jóvenes y establecer cauces de colaboración para que los ganaderos apuesten por la repoblación. Un proyecto que implica a Covap, al Ayuntamiento de Pozoblanco y cuya segunda etapa está dirigido por la Fundación Prode.

Fuente..: sevilla.abc.es


Empresas Los Pedroches

As7 Desarrollos Web